Empresa

 

Nuestra historia

Nuestra historia se remonta a hace poco más de 40 años, cuando tan sólo disponíamos de 8 cerdos, 2 para realizar la tradicional matanza para casa y el resto para vender sus productos principalmente a la gente que venía al pueblo. Y fue tanto el éxito y la demanda que nos llevó a hacer una pequeña fábrica de embutidos para así poder satisfacer nuestros pedidos.

Durante todo este tiempo Embutidos Ismael ha trabajado y creciendo aquí, en Muro de Aguas mi pueblo, velando exclusivamente por la calidad de sus productos. Sin más misterios que elaborar a la manera tradicional utilizando sólo carnes seleccionadas y los mejores ingredientes: ajo, sal y pimentón.. Sin aditivos ni colorantes. Así de sencillo, así de natural.

Lo demás, lo ha hecho el tiempo y el sentido común. No producir más que la calidad pueda ofrecer. Nuestro objetivo ha sido, es y será hacer de la marca Embutidos Ismael un referente nacional de los embutidos de verdad, huyendo de la superproducción para no defraudar nunca ni a los distribuidores ni a nuestros clientes finales.

Nuestro chorizo, elaborado de manera natural con los mejores ingredientes se ha convertido en nuestro producto estrella siendo valorado y reconocido en todos los puntos de la geografía española.

 

“Nuestro compromiso con la excelencia,
es la mejor receta para convertir a nuestros productos
en joyas de la tradición gastronómica española”.

Ismael Jiménez

 

Donde estamos

Nos encontramos en Muro de Aguas, al pie de Peña Isasa, uno de los parajes más soberbios y vírgenes de La Rioja. En este entorno, calificado reserva de la biosfera por la Unesco, aún mandan el encinar, el romero y el espliego. Sólo aquí podíamos elaborar unos embutidos, destinados al paladar exigente.

Aquí, y no en otro sitio, tenían que hacerse las cosas como siempre, con la sabiduría acumulada tras generaciones elaborando embutidos para comer casa. Hechos con amor, esmero y dedicación.

La cuidada selección de las carnes, los mejores ingrediente, el tiempo de curación adecuado… no son tópicos para Embutidos Ismael, si no la forma habitual de hacer las cosas.

Así nuestro chorizo, jamón, salchichón, lomo y la cabezada, la panceta… son monumentos a lo bien hecho.

“La confianza ha de estar garantizada por la calidad,
y la calidad es la garantía de las cosas bien hechas”

Ismael Jiménez

 

Calidad

Nuestros cerdos pasan un riguroso control de calidad que empieza en la producción cría y de los cerdos. Solamente aquellas razas porcinas más adecuadas, como la Duroc y un exhaustivo control en su alimentación a base de productos naturales – maíz, trigo, cebada- se consigue una mayor infiltración de grasa en la carne, lo que da al producto una calidad suprema.

Al cortar la pieza, se observa como el veteado de la carne le proporciona un aspecto único gracias a su mezcla de colores, al llevarlo a boca comprobará que su aroma en nada envidia a las mejores piezas ibéricas y cómo su sabor le transportará a tiempos pasados, a los sabores perdidos de su infancia. Con este buen hacer, Embutidos Ismael elabora sus productos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies